Anecdotas y Experiencias reales

–          Una familia de Alcorcón (Madrid) que decidió hacer una reforma a las tuberías del cuarto de baño por estar viejas y en mal estado, contrató el servicio de un fontanero, el cual al terminar la instalación de las tuberías y cerrar la pared y cobrar el servicio prestado, se dio cuenta al llegar a su casa de que le faltaba las herramientas con las que ratos antes había trabajado, teniendo que ir de nuevo al día siguiente a la casa para poder recuperarlas, lo que suponía volver a tirar la pared.

–    Este caso ni en la película más rara se podría encontrar, el encargar un trabajo como es hacer una nueva habitación y estar tan esmerado en su trabajo que no se dio ni cuenta de dejar los huecos pertinentes para puertas y ventanas, después de realizar todo el trabajo cayó en la cuenta que se había quedado metido dentro de la habitación sin posibilidad de salir a menos que tirase un trozo de la ya construida pared para volver al exterior  y encontrarse con los dueños que lo miraban absortos ante tal situación.

–    He aquí otra situación verídica, la de un matrimonio que tenían una casa en la playa solo para tiempo de ocio y vacaciones, por tanto no habitaban en la casa todo el año. Ante la necesidad de hacer algunas reformas contrataron el servicio de un albañil autónomo al que dejaban sólo la mayor parte del tiempo, hasta que un día decidieron ir a supervisar el trabajo, y cuál fue su sorpresa cuando encontraron al albañil de ocupa en la casa y a su familia, cocinando entre otras cosas, en definitiva, durante un tiempo disfrutaron gratis una casa en la playa.

~ por caosenreformas5 en 17 octubre 2009.

2 comentarios to “Anecdotas y Experiencias reales”

  1. Os dejo una experiencia que le ocurrió a una amiga: quería reformar su vivienda de vacaciones en Aguadulce, y contrató a un par de albañiles que segun ella eran “baratisimos” ya que solo le cobraban por jornada, es decir si la obra duraba 10 dias, pues solo cobrarían el jornal de cada uno de esos días, por lo cual ella estaba contentisima ya que se hizo sus cálculos y pensando que trabarían 8 horas diarias a 30€ cada albañil diario, pues imaginaros el chollo para reformar el baño y la cocina. Total que de los 10 días previstos aproximadamente que le habian comentado los albañiles que duraría la obra, se empezó la cosa a prolongar “por complicaciones diversas” y ya iban aproximadamente por el mes. Uno de sus grandes errores fue no firmar un contrato donde quedara constancia de los dias que duraria la obra
    Un día sin previo aviso se presentó en su vivienda para supervisar (otro error de ella por no haber ido con anterioridad) y se encontró a los dos albañiles durmiendo la siesta en su propia cama y con sus sábanas!!!! claro así cualquiera prolonga la obra un mes e incluso un año!!! total cobran por días….sin prisa!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: