Cerramientos en Terrazas y azoteas.

Una de las reformas que nos planteamos más comúnmente cuando adquirimos una vivienda usada, o simplemente iniciamos la reforma de una vivienda de nuestra propiedad, es el posible cerramiento de la terraza, balcón, o azotea, con o sin automatismos.

Los motivos que nos lleven a tomar esta decisión pueden ser de lo más diverso. Colocar un cerramiento en una terraza ayudará climatizar la vivienda si los inviernos son duros, por ejemplo. En este caso el cerramiento, ya sea metálico (los más clásicos son cerramientos de aluminio), ya sea en PVC, actuará como una barrera térmica. Sobre todo si colocamos doble acristalamiento.

Otro de los motivos habituales para plantearse un cerramiento es el ruido. En las grandes ciudades, si la terraza se encuentra en una calle muy transitada puede que resulte poco aprovechable como tal por el exceso de ruido y la contaminación del tráfico rodado, en este caso plantearse un cerramiento acústico es muy buena idea. Incluso poner dobles ventanas puede servirnos.

Finalmente, otro de los grandes motivos por los cuales nos planteamos un cerramiento, es el mejor aprovechamiento de la superficie de nuestra vivienda adaptándola a nuestras necesidades. No es infrecuente cerrar una terraza o balcón poco utilizado para incorporar el espacio a una sala de estar o comedor, e incluso si disponemos de una terraza o azotea de gran tamaño podemos plantearnos construir un cerramiento de bajo peso, de aluminio o PVC, para ganar una habitación extra, un invernadero, o un simple trastero. Si el cerramiento es acristalado, con cristales ahumados, o incluso espejados, ganaremos en privacidad.

Los motivos varían, como hemos visto, pero la esencia siempre es la misma: aprovechar el bajo peso, la gran luminosidad, y el aislamiento que ofrecen los cerramientos (de todo tipo: PVC o aluminio) para dar un nuevo uso a un espacio antes poco aprovechado, y sobre el que no sería demasiado factible construir un tabique convencional.


Como paso previo a iniciar las obras deberemos consultar la legislación local, pues no siempre está permitido construir un cerramiento. Lo habitual es que las obras que alteren el aspecto externo del edificio no se encuentren permitidas, y un cerramiento altera notablemente este aspecto. Así que el primer paso es obtener el permiso de la Comunidad de Vecinos y del Ayuntamiento. Si construimos sin contar con los correspondientes permisos, podemos encontrarnos con que, además de tener que pagar una multa, nos obliguen a retirar el cerramiento.

Por último debemos considerar también el factor peso, especialmente si se trata de un cerramiento metálico. En función de la obra que pretendamos construir tendremos que verificar si la terraza o azotea podrá soportar el peso extra. Que no siempre es así.

~ por caosenreformas5 en 11 diciembre 2009.

Una respuesta to “Cerramientos en Terrazas y azoteas.”

  1. Uff Claro espectacular vista de verdad quedan muy bien estas cortinas de cristal hay mucho factores buenos por ejemplo así entra mucha luz y no tienes necesidad de tener encendido nada y también te da un ambiente libre, y lo mejor es que puedes aprovechar el verano o el invierno porque así adentro puedes tener aire acondicionado y estar con una buena vista abierta y estar comod@ así este haciendo frio o calor afuera.
    Cortinas Cristal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: